Reglamento Provisorio para el proceso de la Provincialización de Caráquez

Estatuto modificable de naturaleza democrática pretérito a la ejecución correspondiente a la legislación de la nación ecuatoriana y sus competencias, potestades y facultades jurídicas establecidas. 

1.- Se crea la Provincia de Caráquez con los cantones Pedernales, Sucre, San Vicente, Jama, Chone, Tosagua, Bolívar, Junín, Flavio Alfaro y El Carmen con sus parroquias urbanas y rurales con sus respectivas subdivisiones territoriales existidas. 

2.- Otros cantones no constados en el articulado anterior podrán hacer pública su adhesión al proyecto, siempre y cuando se acepten cada una de los acuerdos y pactos establecidos para la conformación de la nueva provincia.  

3.- La capital de la nueva Provincia será escogida en la modalidad de elección democrática con la mayoría del voto popular aprobado y correspondiente a la jurisdicción territorial de la nueva provincia, además la elección comprenderá el porcentaje de la mitad más uno, por medio de una consulta popular organizada en comicios legítimos. 

4.-  La capital será escogida entre la candidatura de las tres ciudades y o cabeceras cantonales con mayor número de habitantes o pobladores. En la correspondida elección solo existirán dos vueltas consecutivas, la primera que determinará a las dos preferidas ciudades candidatas y la segunda que dará a conocer la ciudad ganadora con las modalidades nombradas en el articulado anterior. 

5.- La capital de la nueva provincia también podrá ser escogida mediante consenso popular de autoridades municipales, donde se tomarán en cuenta la situación o ubicación geográfica de la ciudad que será asignada como la sede político-administrativa de la nueva Provincia. Las autoridades también podrán nombrar ciudades candidatas y la ciudad o cabecera cantonal participante podrá ganar con la mitad más uno en unanimidad extraordinaria.  La facultad de elección es exclusiva con el voto de los alcaldes o alcaldesas de cada cantón y por falta de cualquiera de estos serán los vicealcaldes quienes asuman el voto.  

6.- Para efectuar la elección de la nueva capital los cabildos norteños tendrán que cumplir las solemnidades y legalidades correspondientes a las sesiones extraordinarias y reunión de consensos entre los citados alcaldes de cada cantón. 

7.- En caso de ser aplicado el artículo 5 y 6 de estos conjuntos de normativas habrá primordialidad con la ciudad que se ubique geográficamente y políticamente estratégica en la cercanía de las otras ciudades o cabeceras cantonales y cantones conformantes de la nueva provincia. Asimismo, las candidaturas de esta modalidad comprenderán únicamente la citación de dos ciudades. Si en ésta instancia no se llega a cumplir el acuerdo de elección con la mitad más uno, o por otro lado que se produjese un empate, se tomará ejecución para que el pueblo elija mediante referéndum la nueva capital entre las tres ciudades mayormente pobladas de la nueva Provincia como lo disponen los artículos 3 y 4 respectivamente. 

8.- En la elección de la capital político-administrativa de la provincia no se tomarán en cuenta factores extracurriculares como la economía, la antigüedad, existencia o creación de la ciudad o las costumbres, tradiciones y maneras.  La elección es por voto popular y por meritocracia sin alegarse por tanto aspectos históricos citados.  

9.- El nombre oficial de la  provincia será Caráquez; en la etimología  atribuida  a la tribu indígena de Los Caras que dieron origen a los primeros asentamientos humanos desde las costas hacia el  oriente en su mayor antigüedad. Se toma en referencia  el nombre Caráquez no solo por historia, sino también  por los argumentos que están ligados al origen de otras tribus indígenas que habitaron todo el territorio de la futura provincia.  

10.- El emblema, sello o escudo oficial tendrá las mismas características, proporcionales y diseños heráldicos que el escudo de armas de la antigua Gobernación Colonial de Caráquez.

La cedula del escudo se describe así: 

Mandásenos por Escudo a la dicha Provincia de Caráquez y Antiguo Gobierno de Carán por merced del Señor Virrey de Lima Don Diego López de Zúñiga y Velasco Conde de Nieva que halla en él la forma de un blasón real castellano con campo de plata, y que ceñidos tuviese adentro de sí subyugados de aquel campo protagonista en el ecuador intermedio y arrimados con acoplamiento a la línea circundante de sable en dicho campo, habidos dos blasones castellanos más allí, espaciados y sometidos a los lados como dos hemisferios y que dejasen un espacio notable en el meridiano por lo que en el blasón de la siniestra estuviese con campo de plata y se hallase allí una granada y en la diestra en campo de sinople se hallase asimismo la silueta de un ceibo robusto agigantado color oro. Y encima de cada uno de estos dos blasones que estuviese posado sobre el blasón siniestro un león de perfil rampante colorado o pardorrojizo, uñado de oro con mandíbula abierta rugida y Coronado de Reyes Católicos que sostiene asimismo una espada desnuda en campo de plata cargada de una empuñadura en oro, y encima del otro blasón diestro construido un castillo en torre almenado con puerta, dos ventanas mazonadas de sable y dos terrazas. Desde el espacio meridiano que dejasen aquellos los dichos blasones afilados de sable desde su línea superior del horizonte saliente se hallase postrada en su cima una cruz católica color madera natural donde resaltada con filos de sable se da origen a un estuario con líneas ondulantes de agua dulce que desemboca en una extensa bahía definida por ondas de agua en el orden de azur perlado y plata con líneas divisorias que la diferencien a cada una, hasta que en su descendencia marina y termino oval del dicho campo la última línea sea celeste y encima de todas éstas estuviese en altamar a la deriva del estuario y sobre la bahía un Galeón de su majestad el Rey de España descansado u anclado en viento que debajo de su estructura posado encima de las aguas hubiese una llave de color oro con la conjetura de aspas que distingue y señala a las Indias. Y por orla de Azur se hallasen ubicadas cuatro veneras reales o conchas marinas espondilos pardas semiperladas que salgan de los cantones junto a dos hojas de tabaco conjugadas a cada lado de la dicha bordura y desde arriba hacia abajo ubicadas en jefe dos piras o flamas de fuego ardiendo en plano meridiano o partido. Y Para el uso del susodicho gobierno tuviese como timbre la Corona de Su Majestad o del Reino de Castilla y para uso del dicho Gobernador de Caráquez que llevase como lema la frase IMPERIVM CARÁQUEZ FIDELIS AMICITIA REGIS HISPANIAE sostenida en ambos lados por dos picaflores asimismo con la corona de Su Majestad como timbre. Como yace aquí figurado y mencionado. 

El lema del escudo cambiará a ser reemplazado por uno nuevo con la siguiente frase en palabras castellanas o si fuere la disposición escogida podrá ser traducida al idioma latín: LA PROVINCIA DE CARÁQUEZ ES FIEL Y LEAL A LA NACIÓN ECUATORIANA.

11.- La Bandera, Pendón o Pabellón oficial de Caráquez se conformará por la división de dos cuarteles o franjas en meridiano y/o partido de norte a sur (arriba hacia abajo) en lados iguales; en la diestra habido el color celeste y en la siniestra el color amarillo. Y desde los ángulos y cantones habidos en la proporcionalidad del pabellón, encima ubicado de las dos franjas cruzadas dos líneas color sinople (verde) en forma de aspa y/o cruz invertida.  El escudo estará ubicado en el entrelazamiento de intersección de las líneas a nivel ecuatorial, tanto de las dos franjas y de las aspas.   

12.- En la dicha consulta realizada a los cantones conformantes de la zona norte correspondiente, constará por escrito la aceptación de propuesta del escudo colonial y el pendón nombrados por el artículo anterior, aplicados obligatoriamente como pregunta en el dicho referéndum. Si el conteo del sufragio con menos de la mitad mas uno, resultare negativo o en desfavorecimiento de las propuestas habidas, posteriormente a la ejecución de las merecidas diligencias pro-provincialización serán del todo revisadas estas temáticas secundarias que existen y estén por existir.  

13.- El cantón o los cantones que fueren limítrofes con la provincia de Manabí por el lado sur, tendrán la autopotestad que les concede la única facultad autónoma a conciencia pública los menesteres y albedríos democráticos de sus autoridades municipales requeridos por la merecida participación de las mismas autoridades seccionales, que señalando oficialmente bajo algún documento firmado y notariado por el consejo de gobierno cantonal, donde se haga pública y conste solemnemente la adhesión a la nueva provincia, así podrán anexarse o mantenerse en la órbita jurídica de la provincia sureña citada de naturaleza vigente. 

14.- Los consejos cantonales que no aprobaren por unanimidad legitima  la adhesión al proyecto de provincialización realizarán previo al solicitado documento de adhesión la modalidad de cabildo abierto, cuyo anticipo será tratada en sesiones extraordinarias presididas por la alcaldesa o alcalde titular, y a falta de estos, el vicealcalde y los órdenes de jerarquía sucesiva ya establecidos por ley.  

Fuente consultada:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s